Ciencia en el mundo


Ciencia en el mundo
      Autores

Con pulsos magnéticos de alta frecuencia buscan eliminar las alucinaciones, síntoma de esquizofrenia.

La esquizofrenia es una enfermedad caracterizada por la presencia de alucinaciones o pensamientos confusos; otro de los síntomas principales es el escuchar voces, conocidas como AVA —alucinaciones verbales auditivas—.
     Investigadores franceses de la Universidad de Caen, diri-gidos por la doctora Sonia Dollfus, encontraron la zona del cerebro implicada en el hecho de oír voces y demostraron que, al tratarla con pulsos magnéticos de alta frecuencia, puede mejorar el estado de algunos pacientes.
     La técnica que los investigadores utilizaron se conoce como estimulación magnética transcraneal, que consiste en aplicar pulsos magnéticos en el cerebro. Generalmente, se recurre a ésta para tratar otros padecimientos psiquiátricos. El equipo trabajó con 26 pacientes, quieres recibieron una serie de pulsos magnéticos de alta frecuencia de 20 hercios durante dos sesiones por dos días, los cuales fueron aplicados en una zona específica del lóbulo temporal asociada al lenguaje. Después de dos semanas, se realizó una evaluación en la cual 34.6% de los pacientes mostró una respuesta significativa.
     El estudio está basado en otros previos a partir de los cuales se mostró el papel que tiene el lóbulo frontal en la generación de alucinaciones verbales, un síntoma de la esquizofrenia. Los resultados ayudarán a que pronto esta técnica forme parte del tratamiento de la enfermedad.

Identifican enzima responsable de las secuelas que ocasionan los infartos cerebrales.

Los infartos cerebrales se producen cuando un coágulo de sangre bloquea un vaso sanguíneo, evitando que llegue oxígeno a algunas partes de este órgano. Para evitar el daño que esto ocasiona, es esencial deshacerlo lo antes posible con anticoagulantes o por medio de un catéter.
     Quienes sufren infartos cerebrales normalmente presentan secuelas, como parálisis, trastornos en el habla y falta de memoria, entre otros.
     Investigadores de la Universidad de Maastricht, Países Bajos, y la Universidad Autónoma de Madrid, España, descubrieron una enzima que juega un papel importante en el desarrollo de infartos cerebrales.
     Según Harald Schmidt, líder de esta investigación, cuando falta el oxígeno en el cuerpo, la enzima NOX4 tiene una mayor expresión de la encima, lo que causa pocos efectos nocivos en el organismo; sin embargo, en el cerebro, provoca que las células encargadas de formar la barrera hematoencefálica (barrera cuya función es separar la sangre que circula del fluido extracelular cerebral en el sistema nervioso central) se rompan, con el fin de proteger al cerebro de la sangre y de otros componentes del exterior; por otro lado, esta enzima activa un mecanismo de autodestrucción presente en las neuronas.
     Los investigadores descubrieron que, al eliminar esta enzima o inhibir su actividad, dicha barrera y las neuronas se mantienen intactas, de tal manera que es posible prevenir un daño cerebral.
     Gracias a este descubrimiento será posible desarrollar nuevas terapias o tratamientos para evitar las secuelas que provocan los infartos cerebrales.

Fue descubierta en las selvas remotas de la isla Sumatra, Indonesia, y se encuentra en peligro de extinción. La han bautizado como Tepanuli y tiene diferencias sutiles con los orangutanes de Borneo y de la propia Sumatra, debido a que sólo existe una pequeña población de ellos (800 individuos). 

Es un proyecto de investigadores de la Universidad de California, San Diego, Estados Unidos, y sobrepasa 27 mil muestras que abarcan organismos de todos los continentes. Esta base permitirá comprender cómo se distribuyen e interactúan las poblaciones de microorganismos.

Av. Insurgentes Sur 1582, Col. Crédito Constructor • Del. Benito Juárez C.P.: 03940, México, D.F. Tel: (55) 5322-7700
Comentarios, sugerencias y dudas sobre este sitio de internet y sus sistemas:
Centro de Contacto y Soporte Técnico  

DERECHOS RESERVADOS © 2014
Políticas de Privacidad