Reseñas


Reseñas
      Autores

Disfrute usted de buena música y dispóngase a tomar este libro para que ría y aprenda no sólo sobre ciencia sino también sobre el buen arte —quizá debía decir también oficio— de la divulgación científica.

Juan Tonda reúne una serie de ensayos y dos entrevistas que en su momento fueron publicadas en revistas de divulgación; “su mero mole”, dirían algunos “igualados” al referirse a este físico que hoy nos comparte mucho más que la compilación de artículos: un documento que —como diría Umberto Eco— tiene varias lecturas, y le adelanto, lector, que es una clase precisa y valiosa de cómo hacer periodismo de esta especialidad. 
     Dejemos que sea el autor quien nos lleve por los diferentes pasajes comenzando con “La risa en serio”, en donde comprendemos este fenómeno desde distintos ángulos. Altamente recomendable es no leerlo en un lugar muy silencioso porque seguro que no podrá frenar las carcajadas, o al menos una risita cómplice en el camino. 
     Continuamos por “Las matemáticas en la pintura, en donde no queda duda que el arte, su evolución y producción está ligado a las matemáticas. En este artículo se hace hincapié en no “racionalizar todo un movimiento artístico” (p. 32), luego de recorrer los momentos importantes del arte pictórico. Más adelante también conocemos a Galois, matemático, a través de su propia voz en su biografía.
     El tema de las energías renovables y el cambio climático, así como el llamado a la sociedad y a los gobiernos a poner atención en la producción de éstas, resulta un tema recurrente, desde distintos enfoques, y escritos de una manera simple para dimensionar su importancia. Aquí se da cabida a hablar sobre los LEDs.
     Hay espacio para las grandes leyendas de la ciencia vistas desde la óptica de lo humano y su compromiso con el desarrollo de la sociedad; se habla de Einstein, Edison. El autor hace un homenaje a grandes científicos mexicanos como Carlos Graef (un ejemplo de genialidad con su enfoque distinto sobre la relatividad y su sonrisa) y José de la Herrán.
     El capítulo dedicado al ingeniero De la Herrán seguramente ha sido uno de los textos que más disfrutó Juan Tonda al hacerlo, y lo digo porque como lectores quedaremos cautivados y, por supuesto, ávidos de conocer más sobre ambos (autor y personaje). Un pasaje muy emocionante.
     Las máquinas de movimiento perpetuo y las computadoras siguen siendo parte de las interrogantes sobre la inteligencia humana y artificial. Así como el apasionante Universo y su creación; hasta pasamos “Un día en el espacio”.
     Es divertido cómo Tonda Mazón da un giro con una buena puntada sobre “¿Cómo acabar de una vez por todas con la divulgación de la ciencia?”.
     El capítulo final nos deja puesta la risa en la boca y en la mente dando vueltas sobre lo mucho que falta por aprender o por escribir para que la gente común, como nosotros, aprenda y le den ganas de hacerlo. Agradecemos al autor porque sabe motivarnos hacia la construcción del conocimiento.
     Al fin, “la ciencia es una obra en construcción permanente” (p. 183). 

¿Existe un gen de la homosexualidad? Es la pregunta que, invariablemente, me hacen los estudiantes de biología en el bachillerato, lo sorprendente es que no pregunten si existe uno de la heterosexualidad. 

De aquí la relevancia que tiene divulgar este libro no sólo entre las personas interesadas académicamente en el tema, sino también a docentes, estudiantes y todos aquellos que alguna vez se lo hayan preguntado.  
     Fabrizzio Guerrero, biólogo, maestro y doctor en filosofía de la ciencia, en el libro ¿Naces o te haces? La ciencia detrás de la homosexualidad, a través de una narrativa que interesa al lector desde el primer capítulo, hace un recorrido histórico a partir de las prácticas homoeróticas en Occidente, hasta llegar a la historia de la identidad homosexual en México. De igual forma relata porqué se incorporó la homosexualidad en la lista de los desórdenes mentales, el surgimiento del primer movimiento por los derechos de los homosexuales en Alemania, así como la repercusión que esto tuvo en grupos activistas mexicanos.  
     Dados los intereses profesionales del autor, dedica el segundo capítulo al aspecto biológico y evolutivo de la homosexualidad. En él describe algunas conductas de animales no humanos, como los borregos cimarrones, peces payaso, lagartijas, ranas, venados y macacos, que podrían calificarse como “homosexuales”. En la década de los años noventa se planteó la existencia de un gen en el cromosoma X (en humanos) y una región del hipotálamo, ambos asociados a la homosexualidad; entonces, ¿sí existe un gen de la homosexualidad? En el apartado Los cromosomas en batalla y la toma del hipotálamo, Fabrizzio proporciona elementos teóricos para responder a este cuestionamiento. Finalmente, en el último capítulo pone sobre la mesa el tema de la ética y la justicia social en las minorías sexuales.  
     El aporte fundamental del libro es la reflexión acerca de la homosexualidad desde disciplinas como biología, filosofía e historia, a partir de una pregunta bastante añeja, pero no trivial —asegura el autor—, mucho menos si está dirigida a las minorías sexuales: ¿naces o te haces homosexual?  

Av. Insurgentes Sur 1582, Col. Crédito Constructor • Del. Benito Juárez C.P.: 03940, México, D.F. Tel: (55) 5322-7700
Comentarios, sugerencias y dudas sobre este sitio de internet y sus sistemas:
Centro de Contacto y Soporte Técnico  

DERECHOS RESERVADOS © 2014
Políticas de Privacidad