Mitos de Nikola Tesla


Mitos de Nikola Tesla
      Autores

Desde su muerte en 1943, el gran inventor serbio Nikola Tesla ha sido objeto de extraordinarias leyendas sobre algunos supuestos inventos de gran calibre que estaría desarrollando y que le fueron saboteados por intereses de industriales temerosos por las implicaciones de su trabajo.

Sin embargo, es el creador de maravillosos inventos y sistemas de gran utilidad y provecho para la civilización actual. Quizás el más controversial de todos ellos fue su proyecto de transmitir corriente eléctrica a grandes distancias, energía de muy alto voltaje e intensidad de manera inalámbrica y a distancias intercontinentales.
     Para ello, construyó grandes torres transmisoras, tanto en el estado de Nueva York como en Colorado Springs. En este proyecto invariablemente produjo efectos espectaculares, como relámpagos gigantescos y, en una ocasión, un gasto de energía que dejó sin luz a la ciudad de El Paso.
     Una vez aseguró haber recibido señales del espacio, sin duda provenientes de alguna civilización extraterrestre, pero pronto se detectó que muy probablemente eran señales de los experimentos de su rival Guglielmo Marconi. En 1901 obtuvo $150,000 dólares del industrial J. Pierpont Morgan para construir una torre monumental en Wardenclyffe, Long Island, Nueva York, con la que esperaba demostrar la transmisión inalámbrica de energía a través del Atlántico. La imposibilidad de enviar algo más que señales electromagnéticas muy débiles a largas distancias hizo que los inversionistas se desanimaran y pronto el excéntrico sabio se desilusionó.
     El problema de Tesla residía en la rapidez con que se diluían los impulsos, que disminuían según el cuadrado de la distancia. A menos de cuatro cuadras ya eran indetectables por los aparatos que supuestamente funcionarían con los e-fectos e impulsos eléctricos que enviaban sus plantas emisoras.
     Cualquiera puede comprobar cómo los impulsos radiofónicos ordinarios, sin importar la potencia de la planta emisora, a duras penas pueden hacer funcionar tenuemente un radio de galena sin el apoyo de una batería o contacto a una red que amplifique la señal.
     La dificultad de comprender la diferencia entre las señales electromagnéticas, de alcance prácticamente ilimitado y formadas por fotones, y la corriente de electrones que constituye la electricidad que llega a nuestras casas y que requiere de un medio transmisor de alta densidad, como el alambre de cobre, nunca pudo ser comprendida por el Tesla de los primeros días. Para él, electricidad era electricidad.
     A lo anterior se sumaba la creciente esquizofrenia que afectaba al sabio, que en verdad lo inutilizó en sus últimos días. Ciertamente sus inventos y el aprovechamiento que logró de la corriente alterna le dieron una fama merecida. Pero, desde luego, estuvo lejos de ser víctima de una conspiración global para ocultar el hallazgo de la transmisión inalámbrica de corriente eléctrica de alto voltaje e intensidad a distancia. 

  • Nikola Tesla on his work on … 21 Century Books 2002.        
  • Nikola Tesla: Genius or Madman? Science & Technology www.abovetopsecret.com
Av. Insurgentes Sur 1582, Col. Crédito Constructor • Del. Benito Juárez C.P.: 03940, México, D.F. Tel: (55) 5322-7700
Comentarios, sugerencias y dudas sobre este sitio de internet y sus sistemas:
Centro de Contacto y Soporte Técnico  

DERECHOS RESERVADOS © 2014
Políticas de Privacidad