Ciencia en el mundo


Ciencia en el mundo
      Autores

Gotas formadas por movimiento de iones, en lugar de electrones, como las celdas fotovoltaicas actuales.

Investigadores españoles del Instituto de Ciencias Fotónicas en Barcelona han revelado que lograron crear unas extrañas gotas 100 millones de veces más diluidas que el agua.
     Según César R. Cabrera, primer autor de esta investigación, estas gotas aparecieron en una red láser —estructura óptica que se utiliza para manipular objetos cuánticos—. Este “verdadero líquido”, como lo llaman, es capaz de mantener su volumen y formar gotas en pequeñas cantidades, a pesar de su temperatura externa; además, son menos densas que cualquier líquido.
     ¿Cómo consiguieron formar estas gotas? Para ello los investigadores enfriaron átomos de potasio a -273.15 ºC, casi el cero absoluto. Cabe destacar que a tales temperaturas es común que los átomos se comporten como ondas y conserven las propiedades de los gases, de tal manera que, al mezclar a temperaturas tan bajas dos gases que se atraen entre sí, es posible formar gotas líquidas ultra diluidas.
     Las gotas obtenidas tienen características similares a las gotas de agua con forma y tamaño definidos; además, están extremadamente frías y tienen propiedades cuánticas únicas; por ejemplo, los átomos que las forman no pueden permanecer completamente en reposo en su interior, así que se mantienen en movimiento perpetuo, lo que conlleva a una presión cuántica, haciendo que dichas gotas sean inestables y las evapore un gas en expansión.
     Este descubrimiento ayudará a comprender mejor los sistemas cuánticos formados por partículas interactuantes, cuyas características son similares al helio líquido, estrellas de neutrones y otros materiales más complejos.


Sus restos fósiles fueron hallados en la Antártida por científicos argentinos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina. Vivió hace 150 millones de años, podría haber alcanzado 12 metros de largo, tenía un cuello largo y estaba adaptado para la caza marina.


Científicos de la Agencia Espacial Europea lanzaron el satélite “LISA Pathfinder” al espacio, cuya misión es buscar y captar, por primera vez, las ondas gravitacionales producidas por acontecimientos violentos como la explosión de supernovas o la fusión de dos agujeros negros. Analizarlas es importante, ya que contienen información clave, como es la causa de su origen. Hasta el momento, la comunidad científica no ha podido captarlas.

La enfermedad de Huntington es una mezcla de Alzheimer y Parkinson, pues están presentes síntomas de ambas

Investigadores del Centro Max Delbrück, en Alemania, estudian los efectos de la sal en los lactobacilos. Según Dominik Müller, líder de esta investigación, han descubierto que el exceso de ésta diezma los lactobacilos en el intestino, en tanto que la presión arterial hace aumentar el número de células inmunitarias Th17, asociadas a la hipertensión y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

     En modelos animales, los investigadores aplicaron una dieta rica en sal, probióticos y lactobacilos, lo-
grando que la frecuencia de las células Th17 y la presión arterial disminuyera, incluso, fue posible aliviar los síntomas clínicos de la encefalomielitis, un tipo de esclerosis múltiple. Además, se encontró otra patología vinculada a la sal: el microbioma. Al investigar, también, cómo reaccionaba la comunidad bacteriana en el tracto digestivo de 12 hombres sanos, ante un consumo de seis gramos de sal extra al día, los científicos hallaron que los lactobacilos también respondieron con sensibilidad, al no ser detectables después de 14 días de ingesta de sal; incluso, la presión arterial aumentó y las células Th17 se incrementaron.
     Con este estudio se busca conocer el papel que desempeñan dichas bacterias en las enfermedades más allá de describir los cambios causados por la sal y cómo están interrelacionados.
     Con este hallazgo se ha podido dilucidar el efecto terapéutico de los lactobacilos presentes en los alimentos fermentados, de tal manera que en un futuro se pueda desarrollar probióticos personalizados para tratar padecimientos autoinmunes.

Av. Insurgentes Sur 1582, Col. Crédito Constructor • Del. Benito Juárez C.P.: 03940, México, D.F. Tel: (55) 5322-7700
Comentarios, sugerencias y dudas sobre este sitio de internet y sus sistemas:
Centro de Contacto y Soporte Técnico  

DERECHOS RESERVADOS © 2014
Políticas de Privacidad